lunes, 6 de julio de 2015

Día 6: Descubrimos Bryce Canyon, atravesamos Zion y nos vamos a Las Vegas

Nos levantamos un poco tarde. Hoy no hay prisa y no hay visitas programadas. Hoy no hay horario marcado.

Miramos por la ventana y el tiempo sigue nublado pero con intervalos de sol. Podría ser peor!

En el desayuno más huevos revueltos, bacon y fritos varios, aaaaarrrggg! me conformo con un bagel con mantequilla y mermelada, zumo de naranja y un cubo de café (aguado sí, pero no está mal)

Entramos en Bryce Canyon y aprovechamos el Annual Pass. Buscamos el mirador de Sunset Point. 

Otra vez, de nuevo, el paisaje nos sorprende y las vistas nos dejan sin respiración.

Bryce Canyon

Impresionante los colores, las formas, el desgaste de las rocas, el contraste de la tierra roja (también se le llama Red Canyon) con el verde de los árboles. El cielo se alía con nosotros y aparece un azul intenso pintado de nubes blancas. Espectacular.



Desde Sunset Point cogemos el sendero para recorrer el Navajo Loop Trail de 0,6 millas (1 km aproximadamente), parece poco, sí, pero qué largo se puede hacer 1km en subida!


El camino tiene una pendiente terrorífica que de bajada no hay problemas, pero yo sólo pensaba en la subida. 
pendiente del Navajo Loop Trail

De todas maneras el recorrido vale la pena. Pasear entre los hoodoos (figuras que se van formando a través de la erosión y los años), observar sus formas, los churretes de barro que caen por las paredes y que poco a poco van modelando esas curiosas formas a base de años, agua y viento.



Impresionan según qué formas. Parece una cabeza!
En la base del sendero nos relajamos un poco y repusimos fuerzas para la subida. El día estaba francamente precioso y con una luz espectacular.



En la subida estuve a punto de sacar el hígado por la boca :)


Mi forma física no es que sea una maravilla, así que la subidita del Navajo Loop Trail es durilla. Pero sarna con gusto no pica.

Estoy muertita!
Prueba superada!!!
Aprovechamos las fuentes que hay para beber y rellenar botellas.


Aquí no hay problemas con el agua, en la mayoría de lugares la encuentras gratis, como en los restaurantes, que te sirven el vaso de agua con hielo por si no quieres pedir bebida, o en los hoteles que encuentras máquinas de hielo. 

Salimos de Bryce Canyon dirección Zion (120 km) y luego ya directos a las Vegas (277 km más).

De camino aparece y desaparece la lluvia, pero estamos contentos porque la vamos esquivando en los momentos importantes y tan sólo nos acompaña en los viajes en coche.

En la entrada del parque de Zion volvemos a aprovechar el Annual Pass y nos sorprende el cambio de color de la carretera para mimetizarse con el paisaje, pasando del gris habitual a un marrón tierra.

La carretera se vuelve marrón en Zion para confundirse con el paisaje
Las montañas de Zion parecen acolchadas, como si las hubieran cosido y punteado como un edredón. Peladas, sin vegetación y grandes, muy grandes.


Llegamos a la entrada del túnel Zion-Mt. Carmel. Es un túnel excavado en la roca de 1,1 millas (casi 2 km) pero está tal cual lo hicieron en 1920. No hay luces interiores, ni señalizaciones, ni salidas de emergencia... tan solo un par de respiraderos grandes excavados igualmente en la roca. El túnel es estrecho y, para evitar accidentes, dan paso alternativo a un sentido y otro, por lo que es posible encontrar retenciones en la entrada.

Túnel Zion-Mt Carmel

A la salida del túnel nos encontramos con un impresionante arco de piedra y con la vista de uno de los respiraderos del túnel a mano derecha.

Arco de piedra a la izquierda y el agujero de respiración del túnel arriba a mano derecha
Arco de piedra perfecto
El paisaje es igualmente precioso como en la mayoría de los parques nacionales que hemos estado, pero no nos apetece hacer excursiones y nos dedicamos a contemplarlo desde los miradores de la carretera. Ya son unos cuantos días de carretera y pesan. Nos apetece ya reposar un poquito en un mismo sitio.


El paisaje y la luz estaba precioso

Saliendo ya de Zion tomamos dirección Las Vegas donde descansaremos un par de días seguidos para reponer fuerzas, ir de shopping en los Outlets y casarnos a lo Elvis y Marylin, pero todo esto lo dejo para el siguiente post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario