domingo, 12 de julio de 2015

Día 7: Shoping y boda en Las Vegas (2)

Hoy nos espera un día interesante porque hoy vamos a celebrar nuestra "boda" (realmente es una renovación de votos) en la capilla de Las Vegas "Viva las Vegas Weddings", pero antes hay que hacer otra muuuuuchas cosas.




No hay prisa por levantarse y aun así a las 8 estamos en pie. Aprovechamos para organizar las maletas hechas un desastre de tanto ir arriba y abajo ahora que hay tiempo de recolocarlo todo.

Desayunamos en el hotel. Un desayuno con el que puedo yo desayunar, comer y cenar y aun quedaría algo para la merienda, qué pasada de sandwich! Para mi un sandwich es un par de rebanadas de pan de molde con algo dentro, para ellos no. Un pedazo de pan de hamburguesa relleno de bacon, huevo, queso, salsas varias y no se cuantas cosas más, todo acompañado de algo más, tipo patatas compactadas estilo hamburguesitas, que ni siguiera probé porque con sólo verlo ya me había llenado. Aquí tienen un problemas con los tamaños, su medida estandard es nuestra XXL. En fin, que no pude terminármelo, of course!
No se aprecia, pero el tamaño del sandwich era enorme.
En marcha! Primera parada: el famoso cartel de "Welcome to Fabulous Las Vegas". Imperdonable no hacerse una foto allí. El cartel está dirección sur por Las Vegas Blvd. un poco más abajo del hotel Mandalay, es decir donde empiezan los hoteles del Strip. Está justo en medio de la calzada en una islita habilitada especialmente para hacerse fotos y poder aparcar tranquilamente. Tuvimos que hacer un poco de cola para la foto, pero vale la pena.



Segunda parada: subir por Las Vegas Blvd. hasta el hotel Wynn para recoger las entradas que tenemos reservadas para mañana del espectáculo "Le Rêve".

Aparcamos en el hotel Venetian, justo al lado del Wynn y aprovechamos para darnos una vuelta por el hotel. Im-pre-sio-nan-te. Increíble. Precioso. No he visto nada igual. Por fuera es bonito con la torre característica de Venecia y el puente de Rialto, pero por dentro... no hay palabras!

Hotel Venetian
Una ambientación espectacular de los canales con sus góndolas y gondoleros incluidos que cantan mientras llevan a los turistas arriba y abajo del canal.


Canales del Venetian en su interior

Los canales con sus puentes que los cruzan, una iluminación perfecta del cielo, con las farolas dando ambiente de atardecer... todo genial, y, cuando crees que ya está, sigues hacia adelante y te encuentras en... la plaza San Marco! Bueno os pongo unas fotos porque a mi se me acaban las palabras.
Piazza San Marco en el Venetian

La iluminación, la ambientación... todo, es espectacular y preciosos en el Venetian
Después de conseguir cerrar la boca de lo alucinados que nos dejó el Venetian, nos vamos hacia el Wynn por la pasarela que comunica los dos hoteles. Después del alucine del Venetian era difícil superarlo, así que los tiovivos de flores naturales y el bosque de sueños del Wynn nos pareció muy bonito pero no había comparación posible.

Tiovivo de flores en el Hotel Wynn

Recogemos las entradas sin problemas.
Entradas para "Le Rêve"
Tercera parada: localizar la capilla dónde nos casaremos esta tarde. Un poco más arriba en Las Vegas Blvd. encontramos sin problema la capilla de "Viva Las Vegas Weddings". La zona donde se encuentran la mayoría de capillas de Las Vegas entra entre el final del Strip y Fremont Street. Es una zona un poco "desangelada" diría yo, entre la zona nueva de los grandes hoteles donde el Stratosphere casi casi es de los últimos y la zona antigua donde empezó todo en Las Vegas. Pudimos ver también varias tiendas de tattoos, locales de striptease y algunos hoteles que, por estar precisamente en esta zona, ofrecen precios mucho más asequibles.



Cuarta parada: Outlet norte de Las Vegas y shopping!!! Nos perdemos entre las tiendas buscando chollos, aunque desgraciadamente el dólar está muy alto y al cambio ya no compensan tanto las compras en EEUU, de todas maneras muchos de los precios de algunas marcas están más baratos y aprovechamos para comprar los regalitos para la familia. Inevitable no comprar!
Vista desde el Outlet de Las Vegas en la zona norte

A las 5 p.m. y cargados de bolsas salimos hacia la capilla. No sabemos como está el tráfico a esta hora y no queremos llegar tarde. Además tenemos que informar que queremos casarnos a lo Elvis y Marilyn que es lo único que no contratamos por internet.

Si teníamos una cosa clara cuando planeamos este viaje era el tema de la boda en Las Vegas. Celebrábamos nuestros 20 años juntos y lo queríamos celebrar de manera especial así que decidimos hacer este viaje y, evidentemente, casarnos en Las Vegas, ¿Cómo? pues de la manera más friki posible y que pudiéramos reírnos de ello el resto de nuestras vidas. Y así fue! Friki y divertido.

Cadillac con el que entramos en la capilla
La hora de la boda era a las 18:30 y faltaba aún una hora. Habíamos reservado la entrada con un Cadillac rosa descapotable a la capilla y la ceremonia la oficiaría Elvis, cantando 3 canciones y, evidentemente, escogimos la ceremonia en español. En la página web de la capilla hay multiples combinaciones de ceremonias, tan sólo hay que elegir. Eso sí, cada elección va subiendo el precio total, aquí se paga por todo.

No tenemos ningún problema con la reserva de la boda y, les indicamos que además queremos disfrazarnos de Elvis y Marilyn. No hay problema. Suplemento de 50$ por disfraz alquilado. Es caro, sí, pero no cabían los disfraces en la maleta para traerlos desde aquí.

Nos llevan a una habitación repleta de disfraces, pelucas, zapatos, complementos... de todo y de todo tipo. Nada glamuroso por cierto, bastante cutre si queréis que os diga, pero no os podéis imaginar lo que nos reímos cuando nos dejaron allí a nuestro aire para que rebuscáramos lo que quisiéramos entre tanto trasto.
Disfraces en el chiringuito de la capilla
Trajes de Elvis a montones
Localizamos los Elvis y las Marilyns. Ahora había que encontrar alguna talla que encajara con nosotros mínimamente. Después de unas cuantas pruebas lo conseguimos. Las pelucas fue más complicado, yo la encontré rápido pero las de Elvis estaban bastante hechas polvo y despeinadas, así que al final más bien era un Elvis recién levantado de la cama, con esos pelos!

Empieza el espectáculo
Preparados para la actuación




















Consejo: si sois escrupulosos no alquiléis los disfraces allí, la limpieza de todos ellos, yo creo que debe ser una vez al año como máximo (suponiendo que los hayan lavado alguna vez), todos están rozados por todos lados, pero... nosotros nos los pusimos, y nos reímos mucho.

Cuando fue la hora fuimos para la capilla y nos montaron en el Cadillac con el otro Elvis (el que oficiaba la ceremonia) con la música sonando en la entrada. Bajamos bailando del coche mientras el fotógrafo iba haciendo su trabajo.

Entrada a la capilla en el Cadillac rosa descapotable
Después de bailar la primera canción Elvis nos dedicó unas palabras y cantó "love me tender" mientras bailábamos de nuevo. Se nos olvidaron los anillos, qué desastres! Así que nos intercambiamos unas palabritas y de nuevo... a bailar el "Viva Las Vegas". Nos montamos de nuevo en el Cadillac y salimos a la entrada dónde un cartel luminoso mostraba nuestros nombres. Total: 30 minutos aproximadamente.


Divinos!
Foto oficial de boda :)




















Unas cuantas fotos y unas cuantas risas más, y a ser de nuevo, Silvia y Juan.


Y nos fuimos con nuestro certificado de renovación de votos de Las Vegas!



Es cutre, sí. Es friki, sí. Es caro, sí (dependiendo del paquete). Es divertido, sí. Es auténtico, sí. ¿Vale la pena? rotundamente sí, si eres capaz de olvidarte de complejos y ridículos y disfrutas el momento. De todas maneras, y tal y como dicen: "lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas" y me parece bien.

Allí se casaron Alaska y Mario también, jeje.




Volvemos al hotel, dejamos el coche pero nos vamos directos a  las fuentes del Bellagio. Hoy quiero verlas en primera línea. Cogemos sitio frente al hotel en una esquina para tener buena perspectiva y esperamos. Hacen un par de pruebas. Hace viento y hace frío. Seguimos esperando y, justo cuando van a empezar, anulan el espectáculo por viento. Nooooooo. Bueno mañana lo intentaremos de nuevo.



Cenamos en un Mc. Donalds, todavía no lo habíamos probado estando aquí, y había que hacerlo.

Estamos cansados, creo que más incluso que estando en ruta. Nos vamos dando un paseo hasta el hotel entre los neones de Las Vegas. Ha sido un día largo e intenso y, hemos andado muchas horas, pero ha sido un día super-divertido!!!



1 comentario:

  1. Genial lo de casarse en Las Vegas !! Nunca es tarde para cumplir tu sueños. Es friki...bueno y que ? La vida es una frikada y solo se vive una vez. Enhorabuena pareja !

    ResponderEliminar