sábado, 14 de noviembre de 2015

New York (5): Contrastes de New York

Si hay algo que caracteriza a Nueva York son los grandes contrastes entre sus barrios. New York no es sólo Manhattan y sus grandes edificios, es mucho más, así decidimos recorrer sus diferentes barrios contratando un tour para descubrirlos. Visitaremos:

  • Harlem: asistiremos a una misa Gospel
  • Bronx: recorreremos el barrio y descubriremos sus Grafittis 
  • Queens: mansiones de lujo y Jamaica, su barrio latino
  • Brooklyn: las increíbles costumbres de los judíos ortodoxos

HARLEM

Harlem no entraba en el Tour contratado y lo visitamos por nuestra cuenta un domingo por la mañana. Fuimos en metro hasta la 125 St y nada más salir de la estación nos encontramos con una pelea y una mujer bate de beisbol en mano hacia otro. Un buen comienzo. Nos fuimos rápidamente de allí por lo que pudiera ser y ya el ambiente se relajó, aunque estábamos un poco controlando todo de reojo. Quizás sea la mala fama del barrio de tantos años atrás, o quizás fuera la psicosis del incidente anterior. La verdad es que no tuvimos ningún otro percance y las calles estaban muy tranquilas y llenas de tiendas mucho más baratas que las del centro de Manhattan.




En la misma calle 125, en el 253W entre Malcolm X y Adam Clayton Blvd, se encuentra el famoso teatro Apollo, cuna de grandes artistas de color y dónde empezaron los mismísimos The Jackson 5.





A las 11:00 h. del domingo queríamos asistir  a la misa Gospel en el Greater Refuge Temple, en el
2081 de la 7th Ave (esquina 124th St.). Mi marido y yo ya habíamos asistido a una misa gospel hacía 18 años atrás pero nos impactó e impresionó tanto que quisimos repetir y que nuestros hijos pudieran disfrutar de la experiencia ya que es algo excepcional. Poder compartir ese momento tan importante para ellos, compartir esos cantos, ese sentimiento y, si fuera posible a su lado, mezclados entre ellos, no en altillos para turistas, pues mucho mejor. 


Antes de las 10:30 estábamos en en templo y, como aún era pronto y no habían llegado prácticamente gente, nos colocaron en la zona inferior del templo, en la zona donde se sitúan los asistentes habituales al culto. Nos avisaron repetidamente que no se podían tomar fotos ni grabar en vídeo, y varias personas controlaban que se cumpliera estrictamente lo solicitado. Una pena, pero también hay que saber respetar según que momentos y según que situaciones. Así que, con todo el dolor de mi corazón,  no hay imágenes del interior.

Una misa Gospel es todo un espectáculo, la música se te va metiendo dentro y los pies empiezan a moverse a su ritmo. Te contagia el sentimiento de la gente que lo vive intensamente, disfrutas observando los trajes de "domingo" impecables y los sombreros de las mujeres (Oh my God! qué sombreros!), increíbles, los ritmos, la música, te faltan ojos para mirar y oídos para escuchar, y se te eriza la piel por todo el conjunto. Es una experiencia que hay que vivir, al menos una vez.

La misa dura varias horas, nosotros después de una hora decidimos marcharnos y probar la comida sureña en el Restaurante  SYLVIA’S en el 328 Malcolm X Blvd (entre 126th y 127th), me hacía gracia en honor a mi nombre, pero había una cola infinita y desistimos del intento. Quizás la próxima vez!

EL BRONX

Contratamos el tour Contrastes de Nueva York en la web:www.tourcontrastesdenuevayork.com/ y reservamos el tour antes del viaje ya que las fechas en las que íbamos a viajar era temporada alta y no queríamos arriesgarnos a quedarnos sin. Tuvimos suerte y, como éramos un grupo de 5 personas, no compartimos furgoneta con nadie más y el tour fue exclusivamente para nosotros solos.


Nuestro primer destino fue el Bronx. Yo, que soy bastante miedica, no me atrevería a meterme por el Bronx sin guía y mucho menos con mis hijos (aunque sean mayores), pero recorrerlo con furgoneta de cristales tintados, eso es otra cosa!

LOS GRAFFITIS


Nuestro guía nos paseó por los diferentes Graffitis famosos del barrio, cada uno de ellos con una historia de bandas tras de sí.

Este graffiti corresponde a un niño asiático de 6 años, Jonathan, asesinado por culpa de una bala perdida en un tiroteo entre bandas.


Graffiti en honor a Nelson que, tras una pelea con un chaval de una banda contraria, fue asesinado por su propio hermano perteneciente a esa banda.


Graffiti dedicado a una pareja puertorriqueña integrantes de bandas que también acabó trágicamente.


El famoso Graffiti del rapero Big Pun que no murió violentamente, como la mayoría de los protagonistas del resto de Graffitis, sino que murió de problemas del sobrepeso que tenía.


El Ñaño quiso mejorar la convivencia en el barrio pero no se lo permitieron, murió también a manos de los pandilleros.



EL BARRIO


Recorrimos las zonas más conflictiva y pudimos descubrir las famosas zapatillas colgadas de los cables eléctricos como muestra de zona de paso de droga y de conflictos entre bandas




EL METRO


Nos dimos una vuelta por la parada del metro del Bronx el cual no va subterráneo, sino elevado por el exterior. Las estructuras son antiguas y en esta zona tienen poco mantenimiento por lo que, en algún punto, están bastante dejadas y da la sensación de abandono. La verdad, no debe ser demasiado agradable pasear por estas zonas de noche






YANKEE STADIUM


Parada obligada también en el Estadio de los Yankees. No llegamos a entrar, nos conformamos con la vista exterior.


LA COMISARIA 42


Otra de las típicas visitas del Bronx es la comisaría 42, donde se rodó Fort Apache con Paul Newman. Se puede entrar dentro, los policías son bastante amables, pero no se pueden hacer fotos en el interior.




Y hasta aquí nuestra visita por el Bronx, ahora cambiaremos de tercio totalmente con tan sólo cruzar un puente.

QUEENS

Queens y Bronx son dos mundos opuestos pero sólo están a un puente de distancia. Tan cerca... y tan lejos!

LAS CASAS

Las casas de Queens parecen sacadas de la típica serie americana de familias "bien", tan perfectas, tan bonitas, con su césped impecable, con sus porches... son espectaculares y, todo un contraste, viniendo del Bronx como veníamos. 





El final de la película Men in Black, cuando liquidan a la cucaracha alienígena gigante, sucede en el Parque Flushing Meadows Corona. Aun puedo ver a la asquerosa cucaracha pululando por ahí. Qué asquito!




Y otra típica estampa de película americana, unos niños remojándose con el agua escapándose de una boca anti-incendio.

JAMAICA

En el mismo barrio de Queens hay diferentes Queens. Además de las fabulosas mansiones de la zona residencial, Queens también es la zona donde se encuentra una gran mayoría latina y también una gran parte de indús.




Hay una gran cantidad de tiendas y comercios, y mucho movimiento de gente arriba y abajo. Es un barrio muy vivo y movido.




EL CEMENTERIO CON VISTAS

De camino a Brooklyn nos encontramos con este gigantesco cementerio con unas preciosas vistas a Manhattan.





BROOKLYN

LOS JUDIOS ORTODOXOS

Si hay algo realmente sorprendente y desconcertante en Nueva York es descubrir la vida anclada en el pasado de los judíos ortodoxos residentes en Brooklyn. Y si su aspecto llama nuestra atención, el descubrir su modo de vida, eso ya es alucinante.


Los niños desde los 3 años ya visten y adquieren las estrictas reglas de adecuar su imagen a su religión, tal y como lo hacen los adultos. Las niñas no pueden mostrar ni sus brazos ni sus piernas, tienen que llevar medias y manga larga, los pantalones están prohibidos, así como las sandalias y los tacones. Los niños tienen que dejarse crecer las patillas para formar los típicos tirabuzones y deben llevar la kipá sobre su cabeza.



Tienen que vestir con colores neutros y oscuros, no se permiten los colores vivos y los únicos colores que pudimos ver en sus ropas fueron en niños de corta edad.


Los niños judíos ortodoxos van a colegios propios, no se mezclan con el resto de niños de otras religiones y tienen autobuses también propios en hebreo.


Los hombres adultos van vestidos estrictamente de negro, excepto el Shabat que llevan una túnica especial en blanco. Se dejan crecer la barba, mantienen los tirabuzones a los lados y se cubren la cabeza con sombrero. La mayoría son comerciantes, muchos tienen joyerías y su nivel económico es elevado.




Las mujeres no pueden trabajar, está prohibido. Son las encargadas del mantenimiento de su casa y del cuidado de sus numerosos hijos. Las bodas entre los miembros de la comunidad están mayoritariamente pactadas por las familias y se casan muy jóvenes.

El día que estuvimos en Brooklyn hacía un calor insoportable de más de 35º pero como podréis observar en las fotos todas iban estrictamente tapadas.


Una vez casadas las mujeres se afeitan la cabeza y se ponen peluca porque tienen la creencia que el pelo de la mujer es un elemento de tentación para los hombres. Además la mayoría también cubren su "pelo postizo" con un pañuelo.


Los métodos anticonceptivos no están permitidos por lo que la mayoría de mujeres tienen muchos hijos y los carritos de bebé son uno de los elementos más habituales en sus calles.


 
El contacto físico entre hombres y mujeres no está permitido, ni siquiera entre el matrimonio. Para tener relaciones sexuales el hombre deja su sombrero en la almohada de su mujer y así ella sabe que esa noche "toca". Una tela con un agujero separa sus cuerpos. Si, absurdo, increíble, surrealista, alucinante... y todos los calificativos que queráis añadir. Es como retroceder 200 años en el tiempo. Es difícil creer lo que ves y lo que nos cuenta el guía.



El Shabat es su día festivo. Ese día no se puede trabajar, pero eso implica no hacer "absolutamente nada". Ya no sólo abarca el hecho de no abrir negocios ni acudir a trabajos, es que tampoco se puede cocinar, hay que dejar la comida hecha el día anterior, ni hacer ninguna actividad sea la que sea, ni relaciones sexuales, ni siquiera encender la luz!!! Si hay una luz encendida, no se puede apagar y si está apagada no se puede encender. Eso sí, pueden pedir a alguien de fuera de su comunidad que lo haga por ellos. A-lu-ci-nan-te. Así la mayoría de hogares en Shabat se iluminan con velas. Todo me parece un sin-sentido.



CRUZANDO HACIA MANHATTAN

Se acabó nuestro tour a lo largo y ancho de New York y, después de 5 horas de visita, cruzamos el puente de Brooklyn en dirección a Manhattan. Vuelta a la civilización después de nuestro viaje al pasado en Brooklyn. 

Manhattan es otro mundo y... también es otro post (o varios). Podéis ver lo que encontré Callejeando por Manhattan o cómo recorrer New York por tierra, mar y aire y más si rebuscáis en el blog.



Realmente vale la pena contratar un tour para recorrer los barrios de New York, hay un montón de páginas web que organizan estas visitas, nosotros nos quedamos encantados con www.contrastesdenuevayork.com. Nuestro guía, que por más que intento pensar no recuerdo su nombre (debe ser la edad) nos lo explicó todo con todo detalle, contestó nuestras incontables preguntas y fue un placer visitar la ciudad con él.

Si vuelvo a Nueva York (qué volveré) pienso recorrer de nuevo algunos de los lugares visitados y que se me quedaron cortos de tiempo. Encantada de descubrir los contrastes de las ciudades!

No hay comentarios:

Publicar un comentario