Sobre mi

He aprendido a vivir despacito y a disfrutar de las pequeñas cosas del día a día. Me gusta la gente que da buen rollo nada más conocerla y huyo de las aglomeraciones y de la gente vacía. A veces me siento fuera de lugar, bueno muchas veces, y soy caótica, desordenada y despistada, y a pesar de los años no mejoro, pero tampoco me preocupa. 

Me siento bien y he aprendido a quererme (y no ha sido fácil). Todavía no sé lo que quiero ser de mayor, bueno sí, sí lo sé: quiero ser feliz! (que no es poco). 

Soy inquieta, me aburre la monotonía y necesito aprender cosas continuamente. Me encanta viajar, desde el sofá, virtualmente o físicamente. Pero no soy la típica aventurera, más bien todo lo contrario. La edad de mochilera quedó atrás hace tiempo, las tiendas de campaña y las acampadas libres han dado paso a los hoteles y las camas king-size (y mi espalda lo agradece). Pero echo de menos el camping, aunque todo tiene su momento. 

Me encanta viajar y conocer gente de otros países, sus costumbres, su manera de vivir, pero por otro lado soy tímida, miedosa y prudente (y un poco antisocial). Sí, también soy contradictoria. 

Lo paso fatal en los aviones y sufro de ansiedad, pero no voy a dejar de subir en ellos (estoy convencida que algún día lo superaré). 

Preparo los viajes con tiempo, empapándome de información y visitando mil blogs y webs. Lo vivo antes de partir (y lo sufro cuando subo al avión). No me gusta improvisar y prefiero tener las cosas controladas, sino me agobio. 

Me encanta hacer fotos. Miles de fotos. ¿Y luego qué? ¿Qué hacer con las fotos? Lo mejor de los viajes es compartirlos y que otros los vivan también. 

Así que aquí estoy, con mis historias, mis viajes y mis fotos. Y mis 50 años. 

Porque quiero inaugurar este blog cuando cumplo los 50, es mi regalo de cumpleaños a mi misma, porque me apetece escribirlo, porque quiero compartirlo, porque sigo siendo joven y me siento joven (y me miro al espejo y creo que estoy estupenda), porque quiero hacer algo sin un propósito en concreto y tan sólo disfrutarlo, porque no se viaja igual a los 50 que a los 20 o a los 30, pero se disfruta igual. Quiero regalarme este blog porque sí.

Muchos de estos viajes están hechos entre los 40 y 50. Muchos de ellos también están hechos en familia, arrastrando niños arriba y abajo. La mayoría con poco presupuesto. Otros, más desahogados. La mayoría por nuestra cuenta, unos pocos organizados (no nos gustan las aglomeraciones, ya lo dije) Pero estoy segura que la mayoría de los viajes y los mejores... aun están por venir.

Feliz viaje! Sea el que sea, porque lo importante no es el destino, sino disfrutar del camino.




Si quieres ponerte en contacto conmigo puedes hacerlo a través del mail: silvia@curioseandoelmundo.com o a través de mi página en Facebook.

1 comentario:

  1. Hola amiga viajera. Te hemos conocido a través de tu publicación en dnomad.club. Nos ha gustado mucho todo lo que cuentas en el articulo y tambien tu blog. Nos gustaría hacerte una entrevista para la sección Entrevistas viajeras de nuestro blog. Por mas que lo hemos buscado no hemos encontrado tu mail. Por favor, si aceptas la propuesta, ponte en contacto con nosotros en nuestro mail blogueandos@gmail.con para enviarte las preguntas. Saludos viajeros.

    ResponderEliminar